• Mi primo el de "Zumosol"



    Hace ya muchos años, no recuerdo cuantos, pero que lo que sí no se me olvida es que ‘que los anuncios había que tragárselos’, sí, sí y sí, pues no había ‘pausa, TiVo’, ni nada que se le pareciera.

    Entonces, apareció el anuncio del niño del cole, que no sobresalía en nada, que era digámosle un poquín ‘enclenque’, que creo recordar que al pobre le hacían algunos compañeros la vida imposible; hasta que un día a la salida de la clase, se presentó ‘su primo de Zumosol’.  Bueno, el primo era más cachas, que cualquier tío que podáis ver en cualquier anuncio. Tenía unos bíceps y tríceps que ya los quisieran todos los que acuden al gimnasio a crear músculitos. Y eso que no llevaba tatuajes, pues no se estilaban en aquella época, pues si no, encima les hubiera impresionado muchísimo más.

    Al ver a su primo ‘cachas’, todos los compañeros cabroncetes de clase, que le hacían la vida imposible, se ‘cagaban (perdón por la expresión) ante la venganza de que cualquier cosa que le hicieran el pobre compañero, podía tener la represalia de su primo, que de enclenque, canijo, tuerto, con gafas, gordito, tartamudo, etc, etc, etc, no tenía nada.  Todo lo contrario.  Ni Popeye después de zamparse una lata de espinacas, tendría nada que hacer ante él.

    Todo esto viene a que resulta que a estas ‘alturas de curso’ me ha salido un auténtico ‘primo zumosol’. Y digo auténtico, pues no es el de la tele, que no era primo auténticamente de nadie.
    Resulta que mi primo, es auténtico por donde se mire, pues ambos somos hijos de madres hermanas.  Así que lo es, sin enchufe de ninguna casa de zumos, batidos o lo que se terciara en aquella época.
    Y hace cuatro días, (creo, más o menos) que me mandó un correo y me llamó vaga…..

    Cuando vi la palabra vaga escrita en letra "arial 14", casi me da un soponcio.  Llamarme a mí vaga en arial 14, te impresiona, os lo juro, pues se ve gordísima!

    Pero cuando seguí leyendo, tengo que confesar que mi primo querido, tiene más razón que un santo.

    Y es que me ‘reprochaba’ que cada vez que iba a mirar en ‘argonauta en la pecera’ a ver si había escrito algo nuevo, lo que veía es la foto misma de un tío haciendo pipí detrás de un árbol desde hace casi tres semanas.  Y que ya estaba bien de dejarle allí todo el rato.  Que, aunque fuera prostático, tantos días y horas no era normal.

    Le contesté la verdad.  Mi nuevo trabajo en la Administración me había hecho tener en mi cabeza tantas miedos, temores del primer día...; si lo haré bien; si mis compañeros serán majos, etc, que me había olvidado de que tenía que salir de la pecera de vez en cuando e intentar sacarle chispa a cualquier situación que me fuera pasando.

    Lo que llevo fatal, pero lo hago muy disciplinada, es el madrugar.  El primer día cuando salí y vi todo tan oscuro tuve que mirar dos veces el reloj para ver si me había equivocado de hora.  Horror: no estaban las calles ni puestas y todo tan negro e incluso con mucho frío.

    Mi primo me escribió: ‘Pájaro tempranero come gusano’.  Cosa que como comprenderéis me animó muchísimo, pero muchísimo.  Quizás, ahora que no me lee, hubiera preferido el de ‘A quien madruga, Dios le ayuda’.  Ese me da más confianza.

    También me confesó que como él se acuesta tarde, se levanta mucho más tarde y que aunque ‘la pereza es un pecado, la envidia también’.  Es decir, que se levanta cuando le apetece y hace muy bien.

    Así que querido primo, me pongo a ello, prometo que seré más constante.  Y que aunque te califiques tú mismo como de ‘viejito, artrítico, osteoporósico, enfisémico, y demás esdrújulas, para mí has sido mi primo de zumosol.  El que me ha animado ante la adversidad de madrugar, el que valora hasta la última grapita oxidada que quite de archivador correspondiente para el tema del ‘medio ambiente’ futuro, y que con sus correos, llenos de agudeza, sabiduría y cariño, me ha hecho hasta llorar de risa y soltar más de una carcajada.  

    ¡Esto es un primo y que se quite todo lo demás!!!


    Y además, tenemos mi estupenda compañera Ana, y yo, la gran suerte de estar trabajando en el mejor ambiente que me podía imaginar, con unos compañeros de lujo, que nos hacen sentir muy pero que muy bien.  

    A ti, querido Miguel Huineman, gracias de nuevo con todo el cariño de esta prima que va más contenta que unas pascuas a su misión diaria, eso sí con sus chocolatinas y bocata de media mañana.   

    Y a la que le has hecho también ponerse al día con mi querido blog.   Vivan los Misoles!!!


  • Puede interesarte

    9 comentarios:

    1. Yo quiero un primo así. Un beso muy grande milita.

      ResponderEliminar
    2. Muchas gracias. La verdad es que me ha animado mucho en estos momentos y me regaña cuando digo tonterías, cuando me encuentro inseguro y me da unos ánimos que bueno. Ha sido mi salvación. Y que conste que mis compis de trabajo son extraordinarios, no como los cabroncetes del anuncio. No se puede pedir más cariño y comprensión por su parte y compañerismo a tope. Un abrazo querido amigo.

      ResponderEliminar
    3. Buenas noches. Entiendo que tienes nuevo trabajo. ¿Cómo funcionaria?. Caramba me alegro muchísimo y sobre todo, dadas tus circunstancias, un nuevo aliciente para levantarte cada mañana. Yo sí te digo que: A quien madruga Dios le ayuda, pero también digo que desde luego tener un primo que te ayuda así, no siempre se da. La familia, en bodas, comuniones y funerales, pero animando al personal, no es lo normal, y menos los primos. Enhorabuena y me ha gustado mucho lo del primo de zumosol. A ver si cunde el ejemplo. Un abrazo.

      ResponderEliminar
    4. Muchísimas gracias querido amigo/a. Efectivamente tengo un nuevo aliciente para levantarme muy pero que muy pronto por las mañanas, en un ambiente excelente y con muchísima ilusión. En broma, mis amigos y amigas me llaman 'funcionaria'. Y por los alicientes que me ha transmitido mi primo Miguel que vive lejos de mí pero que ha estado muy cerca estos últimos, meses, quiero seguir asomándome cual argonauta curiosa a todos los aspectos nuevos de mi vida.
      Estoy encantada. Un besote y gracias por tu comentario. Además de mi primo tipo Zumosol, veo que tengo amigos y amigas de lujo.
      besos mil. Gracias.

      ResponderEliminar
    5. Cada vez que hay una entrada tuya la miro y ya las echaba de menos.Me alegro que tu primo el de zumozol te haya regañado y te anime a escribir. lo del trabajo no tiene excusa, (otra regañina). Bueno, ahora en serio, a seguir, como dices sacando a argonauta de su pecera más de cuando en cuando. Besos.

      ResponderEliminar
    6. Muchas gracias amigo o amiga. Que sí... que lo del trabajo tiene excusa. Me levanto muy pero que muy pronto... Ahora en serio, lo cortés no quita lo valiente. Y agradezco de corazón las regañinas de cariño y los comentarios como el tuyo. Un fuertísimo abrazo.

      ResponderEliminar
    7. Hola Pececito.

      Estos son los verdaderos primos de Zumosol, los que nos animan, escuchan y de tanto en tanto nos dan algún que otro tirón de orejas para que espabilemos. No utilizan la fuerza de sus bíceps porqué no la necesitan ya que tienen el músculo del corazón y el cerebro bien desarrollados y entrenados para cuidar de los suyos.

      Enhorabuena por tu nuevo trabajo.

      Glu, glu Pececito.

      ResponderEliminar
    8. Muchisimas gracias..glu glu...... La verdad es que tienes toda la razón mi primo ha empleado unicamente el músculo de su corazón de oro... glu glu. Gracias por tu comentario que agradezco muchisimo!!!!! Glu glu.....

      ResponderEliminar
    9. Vaya suerte que tienen algunas. Me apunto a esa family. Kisses.

      ResponderEliminar